RAJA YOGA – El Yoga Real

Raja Yoga significa literalmente ‘yoga regio’ o ‘yoga de los reyes’. Se trata de una denominación tardía en la historia del yoga que se popularizó definitivamente en el siglo XVI d.C.

Como categoría, el Raja Yoga se corresponde con el Yoga expuesto por Patâñjali o, mas bien, con el denominado “camino real” del óctuple sendero (ashtângayoga). Por tanto, el Raja Yoga es el Yogadarshana o Yoga Clásico, tal como se expone de forma concisa en los Yoga sutras de Patanjali.

Otro significados para el compuesto Raja Yoga podría referirse al hecho de que el yoga de Patañjali fuese practicado por reyes, concretamente por el Rey Bhoja del siglo X d.C., autor de un conocido comentario sobre los Yogasutra.

Patañjali establece el yoga de los ocho pasos (astanga yoga – aṣṭa: ‘ocho’, anga: ‘miembro’) como desarrollo de las acciones a seguir por el yogui, abarcando toda la técnica yoga tal como se ha divulgado en occidente.

La práctica continuada del yoga de ocho pasos destruye las impurezas y lleva la creciente luz de comprensión hacia el conocimiento discriminatorio.

Los tres primeros pasos, bahiranga Sadhana, constituyen la práctica “exterior” al suponer que el yogui se encuentra abierto a las sensaciones (sociales, personales, corporales, etc.), las cuales modela para buscar la interiorización. Diseñadas para perfeccionar los instrumentos exteriores del cuerpo y el Prana (la energía vital). Éstas son;

  • Yamas, los mandamientos de la moral universal.
  • Niyamas, la autopurificación por la disciplina.
  • Asanas, las posturas.

Los dos pasos siguientes, enseñan al practicante a regular la respiración y de ese modo observar la mente. Estos dos estadios del yoga se conocen como la búsqueda interior, antaranga sadhana.

  • Pranayama, el control rítmico de la respiración
  • Pratyahara, la retirada y emancipación de la mente de la dominación de los sentidos y los objetos externos

Una vez dominados los sentidos en la quinta etapa, las tres últimas permiten profundizar progresivamente en el mundo interior del yogui hasta alcanzar el objetivo. Antaratma Sadhana que incluye;

  • Dharana, la concentración.
  • Dhyana, la meditación.
  • Samadhi, la identificación, hacerse uno con el Espíritu Universal.

Los sentidos y la mente se separan de los objetos externos, manteniendo la mente enfocada en el Ser interior. Estos tres pasos constituyen por tanto la práctica interior, que mas adelante se unifica en una sola técnica:

  • Saṃyama, la contemplación.

A primera vista podría pensarse que se trata de una serie escalonada de técnicas, debiendo superar la primera antes de iniciar la siguiente, pero realmente, cuando se profundiza lo suficiente en uno de los pasos, los otros aspectos de aṣṭaṅga yoga resultan también profundizados de forma automática. Por ello, lo ideal es practicar cada uno de los ocho pasos simultáneamente, buscando siempre la armonía en la práctica.